>Hace una semana fui a comer con mis compañeros de trabajo a Cervantes, un restaurante ubicado muy cerquita de la Avenida Maisonnave, en la calle Alemania. Confieso que había pasado muchísimas veces por allí pero nunca me había planteado entrar, porque desde afuera pareciera estar destinado a públicos más creciditos, tanto de edad como de presupuestos. Sin embargo, luego de haber probado la comida me arrepiento de que mis juicios previos, una vez más, me hayan llevado a postergar mi visita durante tanto tiempo, pues los platillos estuvieron deliciosos y bien presentados, los mesoneros se esmeraron por atendernos, y los precios se mantuvieron por debajo de lo esperado: pedimos un copioso menú, que incluía bebida, postre y café, por sólo 15 euros. 
Habían varias opciones de menú, pero Ester, María José y yo nos decantamos por las más llamativas. De entrada un huevo escalfado sobre crema de papas y cama de pisto, una cazuelita de papas fritas con entrecot al queso Roquefort, y un flan casero con bizcocho que estaba muy rico. 
Ester dice que hacen un arroz negro de muerte, así que tendré que volver para comprobarlo. 
Dirección: Esquina Calle Alemania con Calle París, Alicante. 
Teléfono: 966 596995

Anuncios