Calidez y elegancia se mezclan en los espacios del restaurante Un Lugar de Madrid

Calidez y elegancia se mezclan en los espacios de Un Lugar

El sábado pasado fui a cenar con mi esposo a Un Lugar, uno de los establecimientos de Saturnino Martínez -conocido por sus restaurantes Delicatto y Chef Nino en Rioja-, quien a finales de 2009 decidió abrir  este cálido rincón gastronómico en las cercanías de Chamartín, para mostrar a los madrileños la mejor cara de la cocina riojana y del Cantábrico.

Un lugar está enclavado en un espacio inesperado, pues parece esconderse entre un grupo de edificios antiguos de la zona, pero su ubicación no es casual, pues pretende ser un recodo íntimo y elegante en medio del caos urbano capitalino.

Una vez dentro, el buen gusto es evidente. Vidrios, fibras, maderas, metales y una iluminación muy particular marcan la pauta; las paredes tienen hermosos detalles florales artesanales  y las mesas están decoradas con orquídeas. La carta, reducida pero con sustancia, está llena de platillos que además de tener “buena pinta”, realmente son una delicia.

Para empezar ordenamos una ensalada de pulpo gallego con frutos secos. La combinación entre el pulpo frío, cocido al punto, con el puré de pimentón, las virutas de parmesano, las almendras y los piñones, y un leve toque de vinagre balsámico me sorprendió gratamente. De segundo ambos ordenamos un chuletón de buey gallego a la parrilla de carbón de encina, acompañado por patatinas y pimientos verdes, que estaba bastante jugoso. Si bien a la carne le faltaba un toque de sal, el chimichurri le aportaba el balance perfecto a los sabores. Y para el postre decidimos apostar por algo nuevo para nosotros: la tarta de queso de cameros con helado de yogur y reducción de frutos rojos. El cambio sencillamente valió la pena, pues la mezcla de texturas y sabores fue sencillamente explosiva.

Ensalada de pulpo a la gallega con frutos secos

Ensalada de pulpo a la gallega con frutos secos

Apartando la comida y el buen ambiente, vale la pena destacar la excelente atención. Todos los empleados comparten una particular orientación al cliente y se encargan de hacer sentir a los comensales como en casa. Ningún detalle es olvidado, ni siquiera las migas sobre la mesa, que son removidas con estilo gracias a un reluciente recogemigas de bandeja. Sin embargo, los buenos ratos tienen un precio, así que si se animan a visitar Un Lugar deben preparar sus billeteras.

Coordenadas: Mauricio Legendre 33, bis.

Telf. 913 477 727

Anuncios