Latest Entries »

Para comérsela

El cuarto de chocolate puede verse en el CC Akropolis de Vilna, Lituania. Foto tomada de: http://theage.com.au

Si les gusta el chocolate tanto como a mí, estarán de acuerdo en que una habitación completamente hecha de chocolate es más que irresistible. Lo mismo pensaron los promotores del Centro Comercial Akropolis, de Lituania, cuando decidieron construir una réplica de un antiguo salón de descanso con este manjar como único ingrediente.

Siete artistas utilizaron 300 kilos de chocolate para crear esta obra maestra  de 17m2 con la cual se festejó el Día de San Valentín; sin embargo, los visitantes tendrán que esperar hasta el próximo 8 de marzo, cuando se celebre el Día Internacional de la mujer, para que les dejen probar un bocado de esta suculenta habitación.

Tapeo gourmet

Alta gastronomía en pequeños bocados

El viernes por la noche estaba con un amigo alicantino buscando dónde cenar y fuimos a parar al bar de tapas Los Troncos, cerca de la Rotonda Sergio Cardell, y confieso que la incursión me sorprendió gratamente, y no precisamente porque la alcaldesa estuviese sentada en una mesa justo detrás de mi, sino por la colorida presentación de los pinchos y tapas y su increíble sabor.

Nos sentamos en la barra y realmente desde allí se aprecian mejor todos los miniplatillos que tienen expuestos. Ambos pedimos varias cosas para compartir, entre ellas un wrap de salmón ahumado, queso crema y eneldo que estaba delicioso, un mini filete de cordero, un pollo a la cerveza con bacon y espárragos, un champiñón relleno al gratén y un mini bocadillo de huevos rotos.

La verdad estaba todo muy rico y la atención fue bastante agradable; sin embargo, hay que ir preparados, porque los precios no son nada solidarios, aunque bien vale la pena darse un gustito de vez en cuando.

No llegamos a ordenar postres, pero tienen algunos caseros como hojaldre de arroz con leche y panqueque de dulce de leche, y hasta una pequeña selección de Paco Torreblanca que, al menos en el menú, se veía suculenta.

Coordenadas: Glorieta Sergio cardell, 3. Playa San Juan – 03540.

Teléfono: 966264210.

También están en Facebook y Twitter.

>Carnes en Alicante

>Para quienes estamos acostumbrados a degustar los suaves y jugosos filetes de carne que se consumen en Latinoamérica casi a diario resulta difícil intentar replicar la experiencia en España. Si vas a los supermercados y se te ocurre comprar los cortes que promocionan como “carne de vacuno A”, que cuestan por encima de la media pero no tanto como un entrecot, te encontrarás comiendo una suela de zapato imposible de tragar; pero si te compras esos cortes deliciosos que se pasean entre el solomillo y el entrecot olvídate de comprar nada más, porque los precios por kilo rondan los 12 euros.
Pero siempre hay opciones interesantes, que indudablemente pasan por los cortes argentinos. Una de ellas implica acudir al mercado de la ciudad y encontrar un puesto de carnes argentinas, allí podrás toparte con todos los cortes que quieras -aunque no con los mismos nombres que tenemos en Latinoamérica-, incluyendo el necesario para hacer carne mechada; y la segunda opción, perfecta para quienes tenemos poco tiempo para irnos de excursión a los mercados, es localizar un buen asador argentino donde poder deleitarte con un buen trozo de carne, de esos que están tan suaves que te deshacen en la boca.
Ángel y yo llevábamos tiempo buscando buenos sitios de carne en Alicante. En el intento pasamos por Parilla Lanus y el desaparecido Rodizio del Centro Comercial Torre Golf; sin embargo, recientemente hemos ido a dos restaurantes a los que, sin duda, volveremos.
El Rancho es el primero de ellos. Aunque al entrar el sitio no tiene ningún detalle que lo haga especial, una vez que traen la carta te das cuenta de la variedad de cortes que ofrecen y de que piensan, incluso, en los vegetarianos y los celiacos. Y ya cuando te decantas por un plato y este llega a la mesa, simplemente te dejas seducir por los olores y por la textura de la carne. Para cerrar pedimos la típica crepe de dulce de leche, que estaba increíble!
La segunda opción, recientemente inaugurada en la zona de La Albufereta, es Los Troncos, un asador argentino que desde su apertura no ha parado de recibir comensales, ni siquiera en días festivos. Fui con un grupo de amigos el pasado Día de la Constitución y la pasamos genial. Aunque tuvimos que esperar como 25 minutos por la llegada de los platos, la espera valió la pena. En mi caso pedí un Entrecot Los Troncos y estaba suave y jugoso; Ángel se pidió las costillas de ternera y estaban excelentes. Si bien los postres no son su fuerte -también nos pedimos una crepe que estaba particularmente dura y sosa-, lo compensaron con una botella de un buen cava por cuenta de la casa.
Coordenadas:
El Rancho. Avenida Eusebio Sampere, 10. Teléfono: 965133179.
Los Troncos. Avenida Albufereta, 98. Teléfono: 965659816.

>
Hace una semana, como regalo anticipado de cumpleaños, mi esposo me invitó a Granada, un destino realmente fascinante. La ciudad encierra en cada uno de sus rincones siglos de historia y tradiciones; sus calles están repletas de exóticos paraísos gastronómicos que invitan a probar toda suerte de platillos de marcada influencia marroquí; y sus habitantes -andaluces tenían que ser- son increíblemente corteses y cercanos, al punto de que no es difícil sentirse como en casa.

Confieso que antes de ir a Granada pensaba que lo único realmente importante era La Alhambra; pero una vez allí, me di cuenta de que hay decenas de lugares encantadores que me gustaría compartir.
Voy a comenzar por el hotel. Nos alojamos en el Macià Real de la Alhambra, un hotel de moderno diseño que está a 5 minutos en coche de La Alhambra, pero que al mismo tiempo se encuentra muy bien comunicado con el centro de la ciudad. Las habitaciones son amplias, el aseo es impecable, y los desayunos copiosos.
La ciudad se puede recorrer en un día, pero eso sí, deben ir preparados para una larga caminata. Hay muchos sitios que merece la pena visitar, pero en particular los Jardines del Triunfo; el Monasterio de San Jerónimo; el mercado Alcaicería; y el Corral del Carbón, uno de los edificios más antiguos, construido antes de 1330. También en el centro están la Catedral, y la avenida Reyes Católicos, repleta de tiendas y bares, y en cuyos alrededores se puede medir el pulso de la ciudad. Un poco más hacia la montaña se encuentra el Albaicín, un barrio típico de la región, con sus calles empedradas, sus restaurantes, bares y mercadillos. En este último es, precisamente, donde quedan la calle Calderería Nueva o Calle de las Teterías, un verdadero rincón moro enclavado en Granada(en la foto); el Mirador de San Nicolás (primera imagen del post), perfecto para ir al atardecer y ver al sol ocultarse tras La Alhambra; y el Sacromonte, con unas bonitas vistas y una abadía antigua muy hermosa.
En cuanto a la comida, no puedo dejar de hablar del Bar Kiki, que resultó ser toda un sorpresa. Ubicado en el Mirador de San Nicolás, cuenta con una vista envidiable. Allí probamos el mejor revuelto de setas y gambas que hemos comido en España, y un paté de foie con salsa de naranjas, almendras y pasas que estaba delicioso.
El último día se lo dedicamos a La Alhambra. Aunque todo está dicho sobre este increíble recodo granadino, nada es comparable a la sensación de estar allí. Sus jardines son realmente sorprendentes, y la posibilidad de caminar justo sobre el salón donde se cree que Cristóbal Colón negoció el viaje a América con la Reina Isabel La Católica, es indescriptible. Por muy cansados que estén no dejen de visitar el Generalife (en la foto), pues sus vistas y sus increíbles jardines los dejarán sin aliento.

>Hace una semana fui a comer con mis compañeros de trabajo a Cervantes, un restaurante ubicado muy cerquita de la Avenida Maisonnave, en la calle Alemania. Confieso que había pasado muchísimas veces por allí pero nunca me había planteado entrar, porque desde afuera pareciera estar destinado a públicos más creciditos, tanto de edad como de presupuestos. Sin embargo, luego de haber probado la comida me arrepiento de que mis juicios previos, una vez más, me hayan llevado a postergar mi visita durante tanto tiempo, pues los platillos estuvieron deliciosos y bien presentados, los mesoneros se esmeraron por atendernos, y los precios se mantuvieron por debajo de lo esperado: pedimos un copioso menú, que incluía bebida, postre y café, por sólo 15 euros. 
Habían varias opciones de menú, pero Ester, María José y yo nos decantamos por las más llamativas. De entrada un huevo escalfado sobre crema de papas y cama de pisto, una cazuelita de papas fritas con entrecot al queso Roquefort, y un flan casero con bizcocho que estaba muy rico. 
Ester dice que hacen un arroz negro de muerte, así que tendré que volver para comprobarlo. 
Dirección: Esquina Calle Alemania con Calle París, Alicante. 
Teléfono: 966 596995

>Sabores de la India

>Cansados de comer siempre lo mismo, ayer por la noche mi esposo y yo decidimos probar un restaurante de comida hindú ubicado cerca de la avenida Salamanca. Entradas gustosas, porciones generosas en los platos principales, precios bastante solidarios, y una buena atención resumen un poco la experiencia.
A excepción de una familia hindú que estaba haciendo la sobremesa, el local estaba completamente vacío; sin embargo, ni este detalle ni las dimensiones reducidas del restaurante lograron intimidarnos.
En cuanto entramos y revisamos la carta, hablamos con el mesonero para que nos prepara un menú degustación con algunos platos típicos.
De entrada nos trajo Onion Bahji (unas tortitas fritas de cebolla con harina de garbanzo), Pollo Tandoori (muslos de pollo con especias), y una especie de galleta muy delgada que se come con un par de salsas de yogur y un picadillo de cebolla, pepino y tomate. Mientras esperábamos la comida, nos enteramos por la carta de que tandoori o tandoor es un tipo de horno que funciona con carbón vegetal y que es muy usado en el norte de la India y Pakistán. Su utilización brinda un peculiar sabor ahumado a todos los alimentos cocidos en su interior.
Luego de un rato llegaron los platos “fuertes”: un pan de queso que estaba delicioso, Keema Pilau (arroz con carne y especias), Champiñones Bahji (revuelto de hongos con pimientos, cebolla y especias) y Pollo Tikka Masala (pinchos de pollo con salsa de yogur, frutos secos y especias).
Confieso que no probamos los postres porque habíamos comido demasiado, al punto de que pedimos para llevar una buena parte del arroz y de los champiñones. Sin embargo, al final nos trajeron semillas de anís que parecían diminutos caramelos, y que tenían un efecto realmente refrescante en el paladar.
Al llegar la cuenta hubo sorpresas, pero gratas, porque el modesto local también contaba con precios bajos: ambos comimos por sólo 32 euros. Así que la visita resultó, sin duda, placentera. No obstante, debo aclarar que no es un lugar para quienes no pueden prescindir del lujo y de las presentaciones “gourmet”. Además, si no le gusta la comida picante conviene aclarárselo al mesonero al ordenar los platos.
Coordenadas: Calle Benito Pérez Galdós, 41.
Teléfono: 965120321.

>Ayer en el noche tuve la oportunidad de ir a cenar a la Cervecería Lo Nuestro, un pequeño local de comida alicantina alejado del bullicio de las decenas de restaurantes “típicos” visitados por los turistas que frecuentan La Rambla, La Explanada o la Plaza del Ayuntamiento.
Llegar no es tan sencillo, pues una vez alcanzado el Mercado Central hay que andar un poco por algunas calles que, pese a no ser peligrosas, lucen un poco oscuras e intimidantes. Una vez que llegamos encontramos el bar repleto de comensales locales que disfrutan tanto de la comida como del buen rollo de los mesoneros.
Como íbamos con mucha hambre, nos pedimos una ensaladilla rusa -estaba deliciosa-, unas croquetas de jamón, unos saquitos de mariscos -la masa era similar a la de los rollitos de primavera y en el interior había una mezcla de mariscos frescos salteados-, queso frito con mermelada de tomate, y un “Revuelto de todo menos”, que llevaba vainitas, jamón ibérico, setas y gambas. Comimos a reventar y la cuenta estuvo por debajo de los 30 euros, incluyendo el IVA y las bebidas.
Una de las cosas que más me agradó fue el hecho de que dispongan de un espacio privado en la parte de atrás del restaurante que se puede reservar para grupos, sólo hay que llamar con un par de días de anticipación. Además preparan un menú para cenas que puede variar entre 20 y 35 euros, dependiendo de la comida seleccionada, y que comprende todas las bebidas. Creo que animaré a mis colegas del Máster para hacer nuestra próxima cena allí.
Coordenadas: Calle Juan de Herrera, 15.
Teléfono: 965 210719.
Horarios: Lunes a sábados de 12m a 6pm y de 20:15 a 24h.

>Cena libre de humo

>

El sábado pasado fui a cenar con mis compis del Master de Marketing en la Taberna Calvin’s y me sorprendió gratamente que la comida transcurriese en un espacio totalmente libre de humo. No tengo nada en contra de quienes fuman, pero esto de ser fumador pasivo realmente me incomoda. Apartando ese maravilloso detalle, la verdad es que el sitio me resultó bastante interesante, no solo por su ubicación -en plena Plaza San Cristóbal, a media cuadra de La Rambla- sino por la excelente relación calidad-precio.
La Taberna Calvin’s es un amplio local que cuenta con 3 espacios: la taberna y la terraza, ambientes idóneos para ir de copas y tapas, o con amigos para ver los partidos del mundial; y el mirador, un espacio mas íntimo que resulta ideal para comidas en grupo y donde no esta permitido fumar. Las raciones servidas son bastante generosas, pues por 20 euros nosotros pudimos degustar varios entrantes (calamares a la romana, patatas bravas, croquetas y aceitunas), un plato central (en mi caso pedí un entrecot con patatas y calabacines salteados), postres varios (el brownie estaba delicioso) y una barra libre de cerveza y tinto de verano.
Otro punto a favor de este local es que venden cerveza artesanal, rubia, tostada y negra. Aunque no probé ninguna de las variedades, muchos coincidieron en el excelente sabor de la cerveza negra, así que tendré que ir de nuevo para probarla. Pero los mojitos si los probé y estaban deliciosos.
Aunque la Taberna Calvin’s no tiene pagina web sus dueños están montados en la onda tecnológica, pues cuentan con una pantalla táctil en la entrada para que los visitantes puedan darse de alta para recibir distintas ofertas e, incluso, participar en las apuestas de fútbol que realizan cada semana.
Coordenadas: Plaza San Cristóbal, número 2. Alicante. Teléfono: 965206625

>El placer de pecar

>Sí, ya se acerca el verano, pero quién se puede resistir a un postre delicioso, elaborado con la mejor materia prima y a precios solidarios?

Hace un par de meses que mi amiga Maryorie, siempre encargada de aportar el toque dulce a nuestras habituales tertulias, decidió crear Sweet Sugar, una firma con la cual pretende llevar sus deliciosos postres a toda la comunidad alicantina.
Doy fe de que todos sus postres son increíbles, desde su pie de limón y sus brownies, hasta sus variados cupcakes y su torta de pan. Los precios dependen del tamaño de las porciones ordenadas, pero para que tengan una idea los cupcakes tienen un costo de 1,20€, mientras que el pie de limón varía entre 1€ (mini pie), 5€ (mediano) y 10€ (grande).

Pero la propuesta de Sweet Sugar no termina allí. Quienes deseen organizar pequeñas reuniones en casa para degustar cupcakes recién horneados o aprender a hacer galletas también pueden solicitar una sesión a domicilio.
Si estás interesado visita su página de Facebook, o solicita mayor información a través del correo electrónico o del número telefónico 659599339.

>Un país de bares

>España es un país donde se puede beber sin necesidad de excusas. Sin importar la ocasión ni el momento del día,  los españoles se dan la licencia de tomar asiento en cualquier bar para tomarse una cañita, en una práctica muy parecida al ritual del café que tenemos los venezolanos. Todos los extranjeros que vivimos en España lo sabemos; sin embargo, hay datos que no dejan de sorprender.
Hace un par de días estaba viendo Comando Actualidad, un espacio de TVE en el cual se tratan diferentes temas de interés local, y me llamaron la atención algunas de las cifras manejadas con relación a este tema:

  • España cuenta con 250.000 bares a lo largo y ancho de su geografía.
  • Junto a los bares de tapas y a los de carretera, ideales para los camioneros y viajantes, también figuran las sidrerías, los bares taurinos y hasta los cofrades, que a pesar de estar decorados con motivos de Semana Santa reciben visitas durante todo el año.
  • Con un bar disponible por cada 164 habitantes, Asturias es hoy la comunidad española con mayor cantidad de establecimientos, seguida muy de cerca por Galicia y Castilla y León, donde por cada 165 personas se erige un bar.
Acá les dejo un enlace donde podrán encontrar algunos de los anecdóticos videos que fueron transmitidos en esta edición de Comando Actualidad.
A %d blogueros les gusta esto: