La cafetería del antiguo Colegio Mayor de la Universidad de Alicante podría cerrar sus puertas

La cafetería del antiguo Colegio Mayor podría cerrar sus puertas

Hace dos semanas fui a comer a la cafetería del antiguo Colegio Mayor de la Universidad de Alicante y les aseguro que nunca esperé tener una experiencia tan grata por apenas 6 Euros. Tienen una barra bufet y todos los días cambian el menú; yo fui un jueves y había ensalada mixta –para que cada quien se la prepare a su gusto-, calamares a la romana, croquetas de jamón y paella. El precio también incluye el postre y una bebida.

Aunque la oferta es bastante generosa, lo que realmente llama la atención es la calidad de la comida, pues cuando la pruebas sientes que estás comiendo en casa y no en una cafetería universitaria. Mención aparte merece la atención: sus dueños, Julián y Jacinto, y sus ayudantes realmente se preocupan por conocer a los clientes y hacerlos sentir muy cómodos.

Pese a todo lo bueno, si en un mes no levantan las ventas van a tener que cerrar, pues llevan más de 5 meses trabajando con pérdidas, desde que en septiembre pasado cerraran el Colegio Mayor. En mi opinión, el problema es que los alumnos no saben que la cafetería está allí, y quienes lo conocen piensan que al desaparecer el Colegio Mayor, también fue cerrada la cafetería.

Así que si alguno de ustedes tiene conocidos en la Universidad de Alicante, corran la voz a ver si es posible preservar este rincón que ya lleva casi 20 años abierto.